imageHandler-1

Este inicio y resurgimiento de Valadares contó con la ayuda de inversionistas portugueses y españoles, y de agencias estatales que vieron el potencial de esta marca de notoriedad atemporal.

La Valadares, que ya exporta una cuarta parte de su producción actual, aún prevé un crecimiento para nuevos mercados.

El ayuntamiento de Vila Nova de Gaia hizo el puente entre todos.

Con este acuerdo alcanzado se recupera más de una centena de puestos de trabajo.

http://bit.ly/1duPYSS