Un mundo de ciudades cada vez más pobladas, y, al mismo tiempo, con habitantes cada vez más aislados parece ser inevitable. Todavía, un pequeño pero creciente movimiento está a contrarrestar esta tendencia. Este es el Cohousing, que reúne a personas dispuestas a desarrollar nuevas áreas urbanas basadas en un estilo de vida sostenible, en un espíritu de comunidad, apoyo mutuo, interacción entre vecinos y intercambio de estructuras.

El Cohousing surgió en Dinamarca a mediados de los años 70 y se extendió rápidamente por toda Escandinavia, Alemania y América del Norte. Pero fue en los últimos años que el movimiento ganó fuerza y alcanzó a decenas de otros países. Para que haga una idea, solo en el Reino Unido hay más de 60 comunidades desarrolladas o en desarrollo.

Las comunidades Cohousing funcionan como una especie de aldea privada donde, aunque los residentes tienen sus propias casas, la zona común es privilegiada. Cada una de ellas establece sus propios principios, de acuerdo a las necesidades de sus habitantes y, en especial, con el fin de ahorrar recursos naturales y de reunir las personas. Las estructuras comunes pueden ser, por ejemplo, lavanderías, comedores, jardines, salas de juegos o bibliotecas.

 

street

 

También es normal uso compartido de los medios de transporte, tales como automóviles o bicicletas.
Entre la mayoría de los grupos que se han sentido atraídos por Cohousing, están personas de grupos de mayor edad y que viven solos, pero que no quieren sentirse aislados, así como las familias jóvenes que buscan un lugar seguro para criar a sus hijos con mayor libertad y al mismo tiempo, tener una base de apoyo para conciliar los compromisos familiares con el trabajo. Sin embargo, lo que todas las comunidades tienen en común es un fuerte deseo de reducir colectivamente su huella ambiental.

Según el responsable del proyecto Cohousing, este concepto puede ser un modelo de construcción para las ciudades del futuro. Esta tendencia se puede confirmar fácilmente con el creciente número de personas de todo el mundo que expresan el deseo de vivir en un lugar donde puedan relacionarse con los demás en un ambiente natural de protección que permite que todo el mundo sea un ciudadano más activo.

Fuente: The Guardian
Fotos: cohousing.ca